¿En qué consiste ser adulto? Las sociedades han establecido distintos parámetros para determinar cuándo y cómo es que sus miembros adquieren esta condición. Quizá el más común sea la edad; en cada época se ha reconocido un momento en la vida de los individuos, en el que se considera que estos son aptos para asumir responsabilidades como el trabajo, la familia o la propiedad.

vida-adulta

Si bien la mayoría de las sociedades actuales marca el inicio de la vida adulta a partir de la mayoría de edad, es decir, el momento cronológico en el que una persona puede ejercer y cumplir todos los derechos y obligaciones que tiene como ciudadano, hay otras condiciones que se asocian con la vida adulta y se vuelven distintivas de la misma. En nuestra época, una de esas condiciones es el poder adquisitivo.

Consideramos que una persona ya está instalada en la vida adulta e incluso valoramos su grado de madurez, cuando ya es capaz de hacer ciertos compromisos financieros; por ejemplo, solicitar una tarjeta de crédito, un autofinanciamiento o una hipoteca. Entre más responsabilidades como éstas se tengan y se cumplan a cabalidad, por supuesto, mayor participación en la vida adulta tiene un individuo.

Pero, ¿realmente basta con adquirir bienes y tener la capacidad de pagarlos para que a una persona se le considere adulta, y más aún, madura? El filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1804) ya ponía en duda el concepto de mayoría de edad que tenía su sociedad en el siglo XVIII. Dicha noción estaba especialmente ligada a la participación política y, tal como en nuestra época, al derecho de adquirir bienes y propiedades. No obstante, para el pensador de Königsberg, la mayoría de edad debería determinarse con base en la capacidad de las personas para actuar de manera racional.

Kant hizo suyo el lema de la Ilustración, “Atrévete a usar tu propio entendimiento”. En esta frase, el filósofo veía una exhortación a no actuar sólo con base en intereses afectivos, religiosos, económicos o incluso políticos, sino a desenvolverse, ante todo, bajo la guía de la facultad racional.

¿Cómo tendríamos que reinterpretar nuestros conceptos de mayoría de edad y vida adulta, si quisiéramos adoptar la postura kantiana? Desde mi punto de vista, tendríamos que redefinir tales nociones en función de tres claves:

pensamiento-critico

Pensamiento crítico

Una persona adulta debería ser capaz de analizar críticamente cualquier circunstancia que se le presente y evaluar todas sus posibles implicaciones antes de actuar. Por “críticamente” no me refiero a ver sólo las consecuencias negativas, sino a ir más allá de las opiniones y prejuicios y tratar de comprender las cosas tal y como son.

Coherencia

Una vez que analizamos las circunstancias, podemos formular una opinión racional y actuar conforme a ella. La coherencia consiste en esto, es decir, en hacer lo que pensamos y proclamamos, en vez de sostener una cosa y luego hacer otra completamente opuesta. Esto, según Kant, no sólo es importante a nivel ético, sino también desde el punto de vista lógico, pues dicha opinión se ha formulado a partir de un análisis racional.

Responsabilidad

No sólo es la capacidad de asumir y cumplir compromisos. También implica el afrontar las consecuencias, positivas y negativas de la decisión que tomamos y las decisiones que llevamos a cabo a partir de ella.

Estas tres claves pueden servir para orientar cualquier acción que debamos emprender como adultos y ciudadanos, desde una transacción financiera, hasta la definición de un proyecto de vida.

La Ciudad y el Estado de México no siempre han sido este gran sembradío de edificios y parques industriales que conocemos hoy en día.

Uno de los lugares más viejos en nuestro territorio es el municipio Atizapán, donde evidencia arqueológica  muestra que ha habido asentamientos humanos desde hace dos mil años.

atizapan

La palabra o el término Atizapán significan “en la tierra y en el agua blanca”, ya que la región estaba rodeada de lagunas.

En tiempos prehispánicos se establecieron en el territorio pueblos como los otomíes y mazahuas, quienes se dedicaban principalmente a la pesca y a la agricultura.

Los indígenas que poblaron la región se convirtieron en expertos artesanos y en el manejo y uso de las chinampas donde cultivaban maíz, frijol, calabaza y otros productos para hacer trueques con los aztecas. A su vez, ellos obtenían armas de obsidiana de parte de los habitantes de Tenochtitlan.

En tiempos virreinales, Atizapán formaba parte del gran marquesado de Toluca, perteneciente al gran Hernán Cortes, al establecer orden en toda provincia de la Nueva España.

Atizapán fue un territorio de suma importancia en el  complejo fenómeno de la evangelización, cuyo proceso duro un periodo de 400 años.

El municipio también porta el nombre de uno de los más grandes militares en la historia de México, que es Ignacio Zaragoza.

El general Zaragoza fue quien derrotó a los franceses en lo que fue la primera batalla de Puebla, en los fuertes de Loreto, en aquel 5 de mayo, cuando las armas nacionales se vistieron de gloria.

Con estos dos elementos, Atizapán conforma lo que es México, una combinación de las antiguas tribus con toda la tradición y costumbres de España.

Atizapán cuenta con  buenas vialidades; sin embargo, no debemos tomarlas en horas pico, ya que como la mayoría de la ciudad, puede llegar a ser un verdadero caos.

Recientemente este municipio ha recibido mucha infraestructura en materia de seguridad y policía, ya que la zona está teniendo un crecimiento importante en materia económica y habitacional.

Existen varios centros comerciales en el municipio, como lo son Galerías Atizapán, Plaza Centro Atizapán y  Plaza Cristal Atizapán.

galerias-atizapan

En Atizapán existen 98 colonias y 55 fraccionamientos de todas las clases sociales,  desde alta a baja.

Los fraccionamientos de clase alta se están convirtiendo en toda una sensación  a nivel nacional, debido a su gran lujo y seguridad, así como por la eficiencia de la misma.

El mes pasado recibí una llamada de un compañero a quien no veía hace muchos años desde nuestros años de secundaria y preparatoria, para proponernos un negocio.

Nosotros somos una compañía dedicada a la construcción de fraccionamientos, museos modernos, parques de diversiones y acuáticos.

Resulta ser que este amigo se dedica a vender terrenos a buen precio a inversionistas y constructoras, quienes puedan sacarle provecho.

Por el momento está en posesión de un terreno bastante grande en Atizapán y la verdad es que lo vende a un muy buen precio.

Debido a la historia que hay en Atizapán, es probable que construyamos un museo con lo mejor de ambos mundos.

El contar con una sala de juntas es muy útil cuando es frecuente organizar reuniones en las que se revisarán proyectos, en donde se hace una videoconferencia o se imparte una capacitación.

De cualquier forma, es una opción que no necesariamente desquita lo que vale tener el espacio, equipo y mobiliario, solamente para algunas ocasiones.

Mi hermano y yo creamos una empresa que da cursos de capacitación a personal de empresas.

capacitacionesHasta hace algunos años, era todo un show organizar reuniones para cursos de capacitación, pues al hacer los preparativos, es necesario incluir desde un expositor y materiales, hasta azúcar y servilletas para los coffee breaks, muy necesarios, sobre todo cuando se trata de jornadas de medio día o día completo.

Hace tres semanas, por ejemplo, el jueves y viernes impartimos un curso de Desarrollo Organizacional y otro de Relaciones Humanas, de lunes a miércoles en la siguiente semana.

Si esto lo hubiéramos hecho hace algunos años en que eramos ignorantes de que había renta de salas de juntas.

Montar estos cursos hace algunos meses, nos habría costado algunas complicaciones para organizarlos, pues aunque se tienen ya los cursos definidos y los materiales y manuales están identificados, resulta muy engorroso tener que estar revisando que todo funcione correctamente.

Por ejemplo, que el cañón esté listo, que no sea tanta gente, porque el aire acondicionado no es suficiente, que si se cuenta con los contactos eléctricos suficientes, que si el internet llega bien a la sala de juntas, o bien como hemos requerido en otras ocasiones, contar con una línea telefónica disponible.

La facilidad de conseguir la renta de salas de juntas es una solución que se está volviendo popular, al igual que el modelo de las oficinas virtuales.

Nuestra oficina permanente consiste solamente de un área con tres escritorios, una pequeña bodega y el espacio para una recepcionista, no requerimos más que eso.

Si deseáramos contar con una sala de juntas permanente, eso sería muy caro por el simple hecho de que se usaría de vez en cuando y los gastos del inmueble la incluirían siempre.

Además de eso, en ocasiones necesitamos espacios reducidos para unas 6 personas y en otros se requiere el espacio para 16 personas, o sea que tener una sala de juntas implica que o le sobra o le falta espacio, ya que no suele estar a la medida.

salas de juntas

En cambio, al rentarla, se puede solicitar una que tenga el espacio deseado, causando una mejor impresión al cliente, pues notará que siempre estará todo a la medida.

Esta solución también es muy apropiada para los que requieren de videoconferencias, pues los lugares que se dedican a la renta de oficinas o salas de juntas, cuentan con servicios de internet de muy alta velocidad.

De hecho algunas de las salas que tienen están específicamente diseñadas para realizar las videoconferencias.

Todas ellas cuentan con  un cañón, pantalla, micrófonos de estrella, como las extensiones telefónicas que se colocan como altavoz sobre la mesa y son suficientemente sensibles para captar todo sonido que se produzca dentro de la sala.

La próxima vez que necesites una sala de juntas, recuerda que es mejor rentarla a la medida a gastar sin medida.

Hace no mucho tiempo, el contar con formación universitaria o incluso con una carrera técnica eran garantías para conseguir un trabajo bien remunerado en el ámbito profesional que se eligiera. Incluso había puestos para los que no se requería una formación particular; un certificado de la educación básica y tener el perfil adecuado, según el trabajo, bastaban para que la empresa se decidiera por el candidato y le diera la capacitación necesaria. La experiencia que se adquiere al hacer el trabajo y las propias habilidades para aprender hacían el resto.

entrevista-trabajo

Con el tiempo, las exigencias del mercado laboral se incrementaron por diversos motivos. En algunas industrias disminuyó la oferta de empleos; en otras creció el número de personal capacitado, por lo que fue necesario imponer nuevos requisitos, para seleccionar a los candidatos ideales. Y en la mayoría de las profesiones surgieron innovaciones tecnológicas que hicieron necesaria la contratación de gente capacitada para implementarlas.

Pronto, la educación básica se convirtió en un requisito necesario, pero no suficiente para acceder al mundo laboral. Incluso en los empleos de índole más práctica y que aparentemente no requerían de algún tipo de formación académica, se impuso la exigencia de contar con la educación preparatoria como mínimo.

En nuestros días, parece que la formación universitaria está viviendo una situación semejante a la de la educación básica, en el sentido de que tener este nivel educativo no basta para obtener un empleo, sino que apenas es uno de los varios requisitos por cumplir. Ya no sólo se busca que el personal esté bien preparado en una determinada especialidad, sino que además hay ciertas habilidades que se espera ver en los candidatos, independientemente de cual sea su perfil profesional.

Si estás poniendo al día tu currículum para iniciar una búsqueda de trabajo, o si apenas vas a definir el rumbo de tu futuro profesional y quieres prepararte de la mejor forma posible, te recomendamos poner atención a estas habilidades fundamentales:

habilidades-laborales

Dominio de idiomas

Los efectos de la globalización se dejan sentir con fuerza en el mundo empresarial. Tanto la tecnología, como la política internacional facilitan que una compañía tenga socios, proveedores o clientes en cualquier parte del mundo y con la internacionalización se presenta la exigencia de dominar otros idiomas, además de la lengua nativa. Aprender inglés es el primer paso para desarrollar un buen perfil laboral, en lo que al conocimiento de idiomas se refiere. Una vez que se adquiera este conocimiento esencial para el ámbito de los negocios, así como para los de la ciencia y la cultura, se puede continuar con otros idiomas altamente demandados, como el alemán, el francés o el chino. Si antes ser bilingüe era una distinción que podía colocarte por encima de otros candidatos, hoy el perfil se orienta hacia ser políglota.

Conocimientos básicos de tecnologías de la información

No se trata sólo de saber usar la computadora y dominar los programas básicos del paquete Office. Lo que actualmente se espera de un profesionista es que pueda hacer uso de los principales recursos del mundo digital, como pueden ser las redes sociales, los wikis o los drives para almacenar documentos en la nube. Por supuesto, entre más programas especializados se manejen, más interesante será el perfil.

Experiencia práctica en el área elegida

La experiencia laboral siempre ha sido un dilema para los recién egresados y para las personas que buscan trabajo por primera vez. ¿Cómo van a tener experiencia, si apenas están tratando de integrarse al ámbito profesional? En realidad, hay varias formas interesantes de adquirir experiencia profesional, aunque todavía no se tenga un trabajo. Una de ellas es el voluntariado, que permite a los jóvenes desarrollarse en ámbitos que les interesen, al tiempo que colaboran con causas sociales. En el sitio Voluntarios Internacionales México encontrarás información acerca de los distintos tipos de voluntariado que puedes hacer, en el país y en el extranjero.

Siempre que visitaba la tiendita del vecino, ubicada justo en la esquina de la calle donde pasé mis mejores años de la infancia, me decía que cuando creciera tendría un negocio así. No podía imaginar nada más cómodo y tranquilo. Era una de esas pequeñas misceláneas que se habilitan en una parte de la casa. Se hacen unos sencillos arreglos, se instala un mostrador, anaqueles, un par de refrigeradores, una báscula de calidad y bien calibrada (como las básculas Ohaus) para lo que se tenga que pesar, y listo; más cerca del lugar de trabajo no se puede estar.

tiendita

Este último punto es el que me hacía pensar en lo bien que debería pasarla el dueño de la tienda. No tenía que levantarse de madrugada ni sufrir con el transporte o el tránsito para llegar temprano a una oficina; lo mismo sucedía con la hora de la salida, le bastaba con cerrar la tienda y retirarse al lugar más cómodo de su casa para descansar. También notaba que cuando no tenía clientes podía dedicarse tranquilamente a leer o a resolver los crucigramas que tanto le gustaban. Y en ocasiones, hasta se quedaba en la sala viendo la tele, pues en la entrada de la tienda colocó una campanilla y si uno llegaba y no había quien atendiera, sólo tenía que tocarla y en un instante aparecía el tendero. ¿Quién no desearía un trabajo así?

Al crecer fui aprendiendo distintas cosas y me apasioné por varios temas, como el periodismo y las finanzas. Poco a poco fui olvidando el sueño de convertirme en tendero y de vez en cuando sólo recordaba con nostalgia esos días de la niñez, en los que mi mayor preocupación era comer bien y terminar pronto la tarea, para que mis papás me dejaran ir por alguna golosina a la tiendita de la esquina.

Ahora que parte de mi trabajo consiste en asesorar a emprendedores, he conocido a varias personas que no sólo comparten mi sueño de la infancia, sino que se plantean seriamente llevarlo a cabo. Lo curioso es que a muchos los anima la misma idea que a mí en mis años mozos; piensan que tener una tiendita en casa es la manera más cómoda y sencilla de obtener ingresos, sin necesidad de hacer grandes inversiones.

Sin ánimo de hacerlos renunciar a sus objetivos, les explico que la cosa no es tan tranquila ni simple como creemos. En cuanto a las operaciones del negocio, se debe tener en cuenta que si bien uno es el propio jefe y no está bajo la restricción de los horarios y los días laborales, tampoco tiene la seguridad de un sueldo fijo. Los ingresos dependen de lo que se venda y para que además de recuperar lo invertido haya ganancias, será necesario abrir la tienda en el horario más amplio posible, así como trabajar en fines de semana, vacaciones y días festivos, que es cuando más clientes suele haber.

tienda-abarrotes

Por otra parte, están los trámites necesarios para que la tienda funcione con todas las de la ley. Lo primero es darse de alta en Hacienda, bajo el régimen de Pequeños Contribuyentes. En la página del SAT se encuentra toda la información necesaria para llevar a cabo este registro. En segundo lugar está la cuestión del uso de suelo, porque no todos los espacios urbanos están autorizados para operar con fines comerciales. Cada localidad tiene sus propias disposiciones en relación con el uso del suelo, así que lo mejor es acudir a las oficinas del gobierno municipal o delegacional. Por último, está la Declaración de Apertura, es decir, notificar a la Secretaría de Hacienda que el negocio ya está en marcha, pues en el momento en que esto sucede se adquieren obligaciones fiscales.

Como verán, cualquier objetivo implica esfuerzo, pero con la orientación adecuada y las ganas de hacerlo, es posible tener el negocio soñado.

A propósito de la inseguridad que vivimos en el país, hay muchos hábitos que han cambiado y lo comentaba hace unos días con un amigo de la infancia, que vivía en la colonia Roma y decidió mudarse a unos departamentos en Chiluca.

niños tareasAmbos trabajamos en la zona de Polanco y salió en la plática la forma en que vivimos nuestra infancia, cosa que ya tiene algún tiempo.

Cuando niños, al regresar de la escuela todos esperábamos con ansia terminar la tarea tan rápido como fuera posible y salir a jugar con los amigos de la cuadra.

Era algo muy normal y no faltaba qué hacer. Los juegos parecían tener sus temporadas pues había algunos meses en que todos echábamos la “cascarita” de fútbol, después venía el “tochito” y las temporadas de jugar yo-yo y un poco de los trompos de plástico, aclaro porque los de madera ya no me tocaron.

Era como una pequeña comunidad en la que algunos que vivían en las calles cercanas buscaban y se formaban completas las “retas” para toda actividad que hacíamos.

Si no había una pelota y no se completaba para una nueva, entonces cualquier bote o trozo de madera se convertía en el accesorio idóneo para jugar.

casa abandonada

Recuerdo que en la calle en donde vivíamos había una que era la obligada casa abandonada, a la que para colmo siempre se volaban las pelotas de fútbol y nos turnábamos a aventurarnos en entrar por la pelota, pues la reja estaba medio caída y ya no tenía puertas.

En ese entonces, no teníamos la preocupación de encontrar a un maleante, sino de encontrar una rata o algún animal que nos asustara.

Cuando se jugaba en la calle no teníamos vigilancia, ni calles cerradas o un adulto que nos acompañara.

De hecho, si nos daban permiso, podíamos ir en las bicicletas al parque que se encontraba a dos cuadras y nuestros padres sabían que uno o dos de los más grandes eran suficiente garantía para que todos estuviéramos bien.

Ya en la adolescencia, antes de que todos los amigos nos comenzáramos a desperdigar, nos organizábamos para ir al cine y algunos hasta iban con la novia.

Toda ese estilo de vida ya es cosa del pasado y tal vez para nuestros hijos es algo como charlas de viejitos, pues una vida sin internet es inconcebible para ellos.

La forma en que nuestras actividades de conviviencia se realicen solamente en plazas comerciales, salones de fiestas o casa de alguna amistad o familiar, realmente es preocupante, sin embargo es como las cosas son actualmente.

Regresando a la plática con mi amigo, me comentaba que en donde están los departamentos es una zona totalmente cerrada, con vigilancia y es posible que sus hijos puedan al menos saber lo que es correr libremente, aunque esta realidad es relativa.

En la plática, la esposa de mi amigo comentaba que ella no estaba muy de acuerdo con la idea de mudarse, pues aun cuando es una zona vigilada, el vivir en una casa en lugar de un departamento cambia mucho las condiciones de la convivencia y nunca sabes quién será tu vecino.

Diferentes perspectivas ante una realidad que de una manera u otra, es lo que le correspondió vivir a esta generación, es lo que ellos recordarán acerca de cómo fue su infancia y así la platicarán a sus hijos cuando toque su turno.

Para algunas personas el estatus lo es todo, o al menos es muy importante, de ahí que buscan estar a la vanguardia desde la ropa y accesorios que adquieren, el auto que tienen, la zona donde viven y los lugares que frecuentan… aunque todo esto no sea 100% suyo.

Esto me recuerda al dicho de “ojos vemos, corazones no sabemos”. ¿Cuántas de estas personas que aparentemente tienen muchos bienes y propiedades, en realidad los rentan?

Esto no quiere decir que no esté bien… al contrario, si tienen para pagarlo, qué bueno. Y da la casualidad que en algunos casos puede ser lo mejor.

Un caso muy particular es la adquisición de un auto nuevo. He notado que para ciertas personas el adquirir un automóvil de agencia y del año es muy importante; alimenta su ego, estatus… qué se yo, es algo que no entiendo, mas lo respeto.

leasing-auto-mexico

Solo que si analizamos de cerca este suceso, resulta que, independientemente de la marca y modelo que sea, en cuanto la primera llanta sale de la agencia el auto se devalúa inmediatamente.

Esto es, los automóviles son los bienes de más alto costo que más rápido se devalúan, pues al salir de la agencia pierden su valor hasta en un 25%.

Así es, en cuanto pisan la calle y de acuerdo al modelo, el auto pierde valor instantáneamente, por lo que si a corto plazo lo deseas vender, por ejemplo al año, para adquirir el nuevo modelo, sencillamente no podrás hacerlo con la venta de tu propio auto.

En este caso tendrías que aportar cierta cantidad, obviamente estamos haciendo la observación de la misma marca, sólo al modelo reciente.

Esta es una de las grandes desventajas que se tiene en cuanto a automóviles se refiere, si se desea estar estrenando constantemente.

¿Se puede hacer de forma diferente? ¿Qué alternativas se tienen para estrenar un auto cada año, por ejemplo?

Bueno, sí… sí hay alternativas y se ajustan muy bien a este tipo de perfiles y es el arrendamiento de autos.

Prácticamente todas las líneas de autos manejan esta opción y también existen las SOFOM’s, como Unifin.

Entonces, ¿en qué consiste el arrendamiento de autos? Muy sencillo, el arrendamiento puro o leasing se consigue a través de un acuerdo, en el cual el cliente únicamente paga por el uso o goce de los vehículos, mas no por la propiedad.

Si analizamos con cuidado este primer punto, vemos que algo similar pasa cuando compras un automóvil en plazos, esto es, pagas una serie de mensualidades y hasta que no termines, el auto será tuyo.

Entonces, ¿qué ventajas tendríamos? Una de las principales ventajas del arrendamiento automotriz es la posibilidad de deducirlo en el pago de impuestos. Si eres una persona física o moral esto te caerá de perlas.

Otras ventajas pueden ser que al final del contrato, que por lo general son anuales, bien puedes negociar con la marca el pago de una diferencia para quedarte con tu vehículo o bien puedes renovar el contrato.

Esta segunda ventaja es para los que gustan del cambio, ya que puedes hacer un nuevo contrato devolviendo el vehículo usado y comienzas otro plazo de arrendamiento con un automóvil totalmente diferente, si es tu deseo.

leasing-en-mexico

También tienes la opción de finalizar la relación al devolver el vehículo usado y cerrar el contrato.

Por supuesto tiene algunas desventajas que deberás analizar de acuerdo a tus necesidades, ya que para algunas marcas se contempla un límite en el kilometraje anual o no permiten devolver el auto hasta que finalice el convenio.

Pues bien, ahí tienes la alternativa para estar estrenando cada año un auto nuevo, si ese es el estilo de vida que quieres seguir.

Tener un negocio propio ha sido el sueño de muchas personas en distintas épocas y lugares. Gracias a la iniciativa de cientos de emprendedores, hoy contamos con servicios, accesorios y dispositivos tecnológicos que hacen nuestras vidas más sencillas y amenas; desde los servicios de comida a domicilio hasta los smartphones.

comercio electronicoCon la aparición y el auge de internet, el sueño de emprender se volvió más asequible, o al menos así parece. La promesa de llegar a clientes potenciales en cualquier lugar del mundo al tener presencia en línea y la eliminación de gastos como la renta de locales y el pago de servicios, o la publicidad en radio, televisión y medios impresos, han sido las principales cualidades que atraen a los hombres y mujeres de negocios al mundo del comercio electrónico.

Pero antes de tomar la iniciativa, debes saber que no todo es miel sobre hojuelas en este nuevo ámbito de los negocios. Puedes pensar que para poner en marcha tu e-commerce sólo necesitas algo que vender y un sitio web atractivo para ofrecerlo, pero detrás de las tiendas en línea que conoces y que tal vez identificas como ejemplos y casos de éxito, hay mucha planeación y trabajo. De hecho, si es tu primera experiencia en esta modalidad de ventas, lo mejor es que te asesores con un equipo de expertos, para que te expliquen todos los aspectos que debes tener en cuenta y te ayuden a iniciar con el proyecto.

Para que te des una idea de todo lo que puede implicar el tener tu tienda en línea, comento a continuación los aspectos básicos que debes cubrir para arrancar.

  1. Estudios de mercadoestudios de mercado

Antes de dar cualquier paso, es importante que conozcas muy bien tu nicho, así como a tus clientes potenciales. Una de las ventajas de internet, pero también uno de los retos, es que puedes segmentar a tu audiencia cuanto y como quieras, y que ésta, a su vez, delimita sus intereses de manera muy específica. No te desgastes para llegar a “todos”, ni te concentres en grupos tan detallados que minimices tu cartera de clientes. Mejor estudia bien a tu público y diseña estrategias para llegar justo a él.

  1. Plataforma de e-commerce

Si tu propósito es tener una tienda en línea, no basta con que diseñes un maravilloso y atractivo sitio web. Lo más importante es que cuentes con una plataforma segura, funcional y amigable de comercio electrónico. También puedes comenzar con servicios como Shopify, que te ayudan a diseñar y alojar tu tienda virtual.

  1. Almacenamiento

Antes de inaugurar tu negocio, debes asegurarte de contar con un stock suficiente para satisfacer a los clientes que, según las estimaciones, podrías tener. Además, debes considerar tus capacidades de almacenaje para ese stock. ¿Tienes espacio en casa? ¿Necesitas rentar un espacio? Esto también es importante para elaborar tu balance de gastos iniciales.almacen

  1. Embalaje y mensajería

Esta es una parte muy importante de tu infraestructura de negocios, porque tus clientes no estarán satisfechos hasta tener el producto en sus manos; por tanto, debes asegurarte de que lo reciban a tiempo y en buen estado. Invierte en materiales de embalaje de calidad, para que tu negocio no pierda reputación porque los productos no estaban bien protegidos; revisa varias opciones de servicios de mensajería y valora los tiempos de entrega, seguros y garantías que cada uno ofrece.

  1. Atención a clientes

La atención y la seguridad son otros de los pilares del comercio electrónico. Es importante que respondas las dudas y consultas de tus clientes en todo momento y que puedas resolver los problemas que se presenten. Al principio puedes ser tú quien se encargue de dar atención a los clientes, pero conforme tu negocio crezca, lo más probable es que debas contratar a personal entrenado en esta materia.

Los antiguos pensadores romanos, inspirados por sus antecesores, los griegos, definían al negocio como aquello que se opone al ocio, es decir, al tiempo dedicado al libre ejercicio del pensamiento. De ahí que en el ámbito de la filosofía, los negocios tuvieran con frecuencia una connotación negativa; se les entendía como las múltiples ocupaciones con las que nos entrenemos para obtener dinero, poder o placeres y que al tomar la mayor parte de nuestro tiempo nos distraen de la que debería ser nuestra principal actividad en tanto seres racionales: pensar.

filosofos

Sin embargo, el curso de la historia ha demostrado que la reflexión, el pensamiento y la creatividad no están peleados con los negocios; por el contrario, los impulsan y ayudan a encontrar nuevos caminos para que las personas obtengan lo que quieren y necesitan, sin renunciar al ejercicio de facultades como la imaginación y el pensamiento crítico. Esto es más evidente que nunca en nuestros días, cuando las plataformas de e-commerce han facilitado el camino para muchos emprendedores creativos.

Recuerdo que la primera compra por internet que hicimos en casa fue todo un suceso. Yo estaba en el primer año de la licenciatura y la necesidad de una computadora personal era más que evidente. No me lo van a creer, pero los trabajos del primer semestre me los aventé con una máquina de escribir, que bien podía ser una reliquia de museo. Sobreviví, es cierto, al igual que miles de estudiantes antes que yo; pero con tanto que investigar, leer y escribir, hubiera sido absurdo renunciar al gran apoyo que brinda una computadora con acceso a internet.

ecommerce2

Mi papá hizo el pedido a Cyber puerta en la computadora de su oficina y desde el momento en que se puso la orden, la casa se convirtió en un centro de operaciones pendiente de la llegada de mi nuevo equipo. Cada vez que recibía un mail con información, mi papá nos hablaba por teléfono y cuando al fin llegó la noticia de que el paquete estaba en camino (digo “al fin”, como si hubiera pasado mucho tiempo, pero en realidad fue al tercer día después de poner la orden), nos mantuvimos pendientes de la puerta, asomándonos cada vez que un vehículo pasaba por la calle.

Cuento esta anécdota para ejemplificar tanto las primeras reacciones de los consumidores a las compras en línea –curiosidad, inquietud, emoción y hasta cierta desconfianza-, como el espíritu de los primeros comercios electrónicos; se trataba de tiendas que acercaban a los consumidores productos difíciles de conseguir o con precios mucho más accesibles que los de las tiendas convencionales. Con lo que las tiendas virtuales ahorraban en renta de locales, pago de servicios y otros gastos que se tienen en un establecimiento físico, podían reducir sus precios y ser más competitivas.

Muchos e-commerce se mantienen en esta línea y han diversificado su oferta. Es el caso de Amazon, que de ser una tienda especializada en libros ahora vende hasta ropa y calzado y se ha convertido en productora de contenidos. Pero en los últimos años ha surgido un género muy interesante de tiendas en línea, que no sólo venden productos, sino que promueven la obra creativa de diseñadores, dibujantes, pintores y artistas plásticos en general.

tienda-online

La mayoría de estos comercios funcionan de la siguiente manera: el artista envía su diseño a la tienda en línea y en convenio con ella, elige los formatos en que puede presentar su obra, por ejemplo, impresa en una camiseta o en una casaca para smartphone; la tienda “exhibe” el producto, es decir, lo coloca en su sitio web, para que sus clientes y seguidores puedan verlo; los consumidores eligen el diseño de su preferencia y el formato en el que lo quieren y envían su orden; es entonces cuando el producto se fabrica. Con este sistema de venta sobre pedido, ni las tiendas ni los diseñadores gastan en producir cientos de artículos que tal vez no se venderán en su totalidad y tampoco invierten de más en almacenamiento y manejo de la mercancía. Los artistas reciben un porcentaje de cada venta y pueden mostrar los diseños que quieran.

Creo que en ninguna otra época fue tan claro que el ocio y el negocio se pueden llevar muy bien. Así que gracias, internet, por estar al servicio de la creatividad.

La situación financiera, tanto de las empresas como de las personas físicas, es una cuestión delicada, que debe monitorearse y ajustarse constantemente. Situaciones como malos manejos, corrupción y uso inadecuado de los fondos empresariales deben evitarse por completo y si por alguna razón ya existen, es fundamental erradicarlos.

deudas

No obstante, aunque internamente la empresa o el particular manejen sus operaciones de manera impecable, hay factores externos que pueden causar el desequilibrio financiero. Entre ellos están las crisis económicas, las devaluaciones, el aumento de la competencia y los cambios en el mercado global, que actualmente están a la orden del día y tienen consecuencias imprevistas.

Tanto los problemas internos como los factores externos pueden causar situaciones de endeudamiento, que comprometen el patrimonio empresarial e incluso el personal. Es entonces cuando el proceso de reestructura financiera se convierte en la salvación de muchos deudores.

La reestructuración financiera es un proceso de negociación entre acreedores y deudores, que tiene por objetivo el replanteamiento de las condiciones bajo las cuales se contrajo una deuda. Entre los aspectos que pueden cambiarse figuran las tasas de intereses, el monto de los pagos, el tiempo que se tiene para pagar e incluso el total de la deuda. Es normal que una consultora especializada en temas financieros, como venta de empresas o levantamiento de capital y deuda, asesore al deudor y participe como intermediaria en las negociaciones.

Ahora bien, ¿quién puede solicitar el recurso de reestructuración financiera? En términos generales, toda persona moral o física que ha solicitado una inyección de capital, mediante un préstamo o crédito, puede iniciar una negociación para modificar los términos de su deuda. Contrario a lo que se podría pensar, los acreedores suelen estar dispuestos a replantear el acuerdo con tal de recuperar su inversión. Llevar a una empresa a la bancarrota es un proceso costoso, que no siempre beneficia al acreedor, pues si la salud financiera de la compañía es realmente desfavorable, apenas si podrá recuperar una parte del capital que había entregado. La reestructuración, en cambio, permite impulsar las actividades de la empresa, para que siga siendo productiva y pueda cumplir con sus compromisos.

acuerdo

Los siguientes son algunos de los casos en los que se puede recurrir a la reestructuración financiera:

Deudas entre países. Las deudas entre países pueden renegociarse para cambiar las tasas de intereses, la divisa en la que se debe hacer el pago o el plazo de liquidación. En estos casos, el acuerdo se lleva a cabo con la mediación de organismos como el Fondo Monetario Internacional.

Deudas de tarjetahabientes. Son las reestructuraciones más comunes que solicitan las personas físicas. En este caso, el tarjetahabiente puede negociar directamente con el banco, para desarrollar un esquema de pagos accesible.

Deudas hipotecarias. Instituciones como el Infonavit pueden concertar nuevos esquemas de pagos, para evitar que los acreedores pierdan su vivienda y salden su deuda de manera más accesible.

Es importante considerar que la reestructuración de deudas puede ser un proceso largo, ya que se debe analizar la situación financiera del deudor y determinar cuáles son sus capacidades de pago. El acreedor, por su parte, debe plantear un contrato accesible, pero que también le aporte beneficios. De ahí la importancia de solicitar la consultoría adecuada.